Genealogía de Jesucristo

11  En el tiempo de la deportación a Babilonia, Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos.

12  Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, y Salatiel a Zorobabel.  13 Zorobabel engendró a Abiud, Abiud a Eliaquín, y Eliaquín a Azor.  14 Azor engendró a Sadoc, Sadoc a Aquín, y Aquín a Eliud.  15 Eliud engendró a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob;  16 y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo.

17  De manera que todas las generaciones, desde Abraham hasta David, son catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce.

(Reina Valera Contemporánea)

 

REFLEXIÓN

Seguimos con la genealogía o los antepasados de Jesús; sin embargo éstos nombres son desconocidos a excepción de los dos primeros versículos, esto es porque caen dentro de un periodo que se conoce como “el periodo de silencio”, no hubo palabra profética de parte de Dios por cerca de 400 años, y en ese tiempo los judíos estuvieron bajo el dominio de los imperios persas, griegos y romanos. Una cosa que me encanta de las genealogías es que aunque nosotros no los conozcamos, ni encontremos más referencias con respecto a éstas personas, sus nombres están anotados en la Biblia y en un lugar privilegiado porque pertenecen a la línea genealógica de Jesús ¡Esto es hermoso y un gran honor!

Dios se interesó por cada uno de ellos, y así se interesa por tí estés donde estés, aunque nadie te reconozca o te identifique por nombre, ya sea que estés en la cama de un hospital, en una prisión, en medio de una gran urbe o en el rincón más recóndito del mundo… Dios te conoce, se interesa por ti y tienes un propósito por el cual te encuentras en este mundo ¡Eres importante!

Para Dios no eres un desconocido; Dios te conoce, se interesa por ti y tienes un propósito por el cual te encuentras en este mundo ¡Eres importante!

ORACIÓN:

Gracias Jesús porque no hay nada oculto ante tus ojos, gracias porque te interesas por mi vida y aunque algunas veces has guardado silencio, en otras me has permitido escuchar tu canción de amor a mi oído. (Sofonías 3:17) Gracias por interesarte por mí, ayúdame a permanecer interesado por tí y tu Palabra, a permanecer en tu amor… ¡Te quiero Dios!

MISIONES: Orar por Alemania

Oremos por todos los misioneros que se encuentran en Alemania, por aquellos que conocemos como Raúl y Maike Reyes, y aún por los desconocidos pero que hacen un gran trabajo, también por la Iglesia y los cristianos fieles de aquella nación, que permanezcan firmes a la sana doctrina y venga un gran avivamiento a esta gran nación.

 

CANTO: Me amaste a mí cuando nadie me amo – Jesús Adrián Romero